Dejá el arroz para el sushi, no para arreglar

El arroz puede ser indispensable en muchas comidas y culturas, pero por más que lo hayas escuchado o leído en muchos lugares, no va a salvar en absoluto tu celular mojado. Es más, va a empeorar el problema, ¡sobretodo si sigue encendido!

Entonces, recordalo siempre: el arroz, lo dejamos para la comida pero bien lejos de tu celular. Y acá, le vamos a explicar por qué hay que romper ese mito.

Cuando un celular golpea el agua, la corrosión en componentes (a veces importantes) es instantánea. Si esperamos a que se seque para prenderlo, a veces tenemos suerte. Esté en una mesa, en una bolsa de arroz o donde sea. ¿Qué queremos decir con esto? Que no piensen que porque pusieron el celular en una bolsa de arroz, esperamos y se salvó, ¡fue el arroz el que lo salvó! ¡No es así! Por más de que parezca que funciona bien, va a tener uniones de soldadura oxidadas que se debilitan y se quiebran. Además, la corrosión continuará extendiéndose adentro del celular. Entonces, sólo logramos tener una suerte temporal pero el arroz no es el héroe.

Por lo tanto, antes que ponerlo en arroz, es mejor dejar el dispositivo en ventilación. A ver… es más correcto que el arroz, peeeero… ¿Qué es lo mejor de todo? Llevarlo a un técnico capacitado (😏) que pueda repararlo bien, sin empeorar la situación. En conclusión:

Arroz = comida

Arroz ≠ herramienta

Celular mojado = ir a técnico capacitado para repararlo.

Celular + Arroz = ¡problema!

Quiero compartir!

Share on facebook
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
error: Contentenido protegido !!