¿MacBook demasiado lenta?

Si estas cansado de que tu Mac esté muy lenta te recomendamos cambiar tu disco duro tradicional por un disco en estado sólido.

A diferencia de los discos duros mecánicos, los discos SSD son dispositivos de almacenamiento que no disponen de partes mecánicas móviles, característica que hace que la velocidad de escritura y de lectura sea muy superior a la de los discos mecánicos.

Beneficios:

1- Arranque más Rápido

Con un Disco Duro de Estado Sólido, tu equipo Mac arranca en menos de 20 segundos. Ya que cuenta con una velocidad de lectura de hasta 8x más que un disco duro convencional.

2- Mayor Velocidad de Lectura/Escritura

Los discos de estados sólido, cuentan con una velocidad de escritura/lectura mucho mayor, si la comparamos con la mayoría de Discos Duros Convencionales. Esto se debe a que los SSD no cuenta por partes móviles que tienen que tener cierta velocidad para funcionar. Esto le permite obtener un rendimiento de hasta 8x mayor de Escritura/Lectura, sobre todo en archivos de gran tamaño.

3- Sin Ruido Alguno

Al  no contener piezas móviles que generen fricción al girar, el SSD no produce ruido alguno, incluso al realizar tareas de Lectura y Escritura.

4- Menos consumo Energético

No producen calor ya que no tienen brazos mecánicos. El promedio de un ssd es de 2 a 3 watts, consume menos batería y hasta 30 minutos en aumento de batería. Mientras que un disco tradicional Consume más batería, el promedio de consumo es de 6 a 7 watts.

5- Aplicaciones más rápidas

Al contar con una velocidad mucho mayor de escritura/lectura, todos aquellos programas, que sean instalados en un Disco de Estado Sólido, cuentan con una velocidad de apertura y rendimiento en general mucho mayor.

Quiero compartir!

Share on facebook
Share on google
Share on email
Share on whatsapp
error: Contentenido protegido !!